HISTORIA

HISTORIA DEL COLEGIO

 

El Colegio San Agustín de Alameda, abre sus puertas en 1885 como una institución educativa formada por los padres del Convento San Agustín en Santiago, quienes determinaron crear un colegio gratuito para la enseñanza de todas las humanidades en el propio convento.

Nueve años luego de su inauguración, los religiosos solicitan la venta del establecimiento, la cual es autorizada por la Santa Sede en 1906, para reanudar sus clases en 1909 en calle Estado 173.

En la década de 1920, el San Agustín es uno de los primeros colegios particulares en incorporarse al nuevo sistema educacional concéntrico, pasando a llamarse Liceo San Agustín.

Desde sus comienzos, el Colegio San Agustín contó con una espléndida infraestructura en sus gabinetes de física, química, historia natural, entre otros, así como en su abundante biblioteca del antiguo local en el centro de Santiago. Hacia 1929, por este motivo y por Decreto Supremo 1.444, el Liceo San Agustín es declarado Cooperador de la Función Educacional del Estado.

La siguiente década estuvo marcada por importantes acontecimientos para nuestra familia institucional, como la primera entonación del Himno del Liceo en 1931 - compuesto por el P. Rolando Valenzuela Mardones, con letra del profesor Alejandro Abarzúa Reyes -, la publicación del primer número de la Revista "Toma y Lee", fundada en 1932 por el P. Alfonso M. Escudero (precursores de la misma, fueron los anuarios titulados "Proclamación de Premios") y la reunión de ex alumnos realizada en 1941, la más grande de la que se tenga memoria en la historia del San Agustín.

La historia del colegio avanza en 1944 con la adquisición de la Chacra Valparaíso, donde se pretende erigir el nuevo establecimiento que se encuentra en proyecto ante la notoria falta de espacio del local de calle Estado. Hacia 1947, con 435 alumnos matriculados, se aprueba el proyecto para desarrollar los planos y comenzar la construcción de la nueva casa de estudios, aunque dicho propósito debió esperar la autorización proveniente de la Santa Sede que se hizo efectiva en 1953 para, finalmente, llevar a cabo la solemne bendición de la primera piedra del futuro Liceo San Agustín.

En 1963 se pone en marcha la construcción del liceo y el seminario en la comuna de Ñuñoa, proyecto realizado en base al ganador del concurso de maquetas que se realizó para este efecto, creado por el ex alumno de la institución, Mateo Homar.

Tan sólo un año después, la nueva sede ya recibía a los alumnos de preparatoria, comenzando a trasladar en breve a los alumnos de secundaria y, para 1979, el San Agustín imparte enseñanza coeducacional desde Kindergarten a Cuarto Año de Enseñanza Media, contando con unos 1700 alumnos y 119 empleados, entre directivos docentes, administrativos y auxiliares. Un año antes, había inaugurado una construcción especial para jardín infantil, dotada de áreas verdes.

Al comenzar la década de los 90, se bendijo el salón - capilla y un nuevo pabellón de clases, teniendo en cuenta el reciente aumento de las matrículas que año a año se hacían efectivas en el establecimiento.

Actualmente, el Liceo cuenta con una completa infraestructura, proyectando su labor educacional y pastoral hacia los años venideros. A este respecto, la Familia Agustina se enorgullece de promover la sana convivencia, participando activamente en la vida del Colegio, compartiendo objetivos y metas institucionales, los que tienen como centro a cada uno de los niños y jóvenes que año a año nos confían para ser formados en nuestra institución.