EXALUMNO RICARDO FINGER EN REVISTA “QUÉ PASA”, “LA CONQUISTA DEL CIELO”

Ricardo Finger Camus es un destacado ex alumno de nuestro colegio, poeta, músico, Premio al Mejor alumno de Física al egresar del colegio en 1995, y posteriormente Astrónomo, Académico de la U. de Chile y Dr. En Ingeniería Eléctrica. Un humanista de tiempo completo. En la edición de julio de la “Revista Qué Pasa” apareció un reportaje que habla de él y de la importancia de sus estudios y descubrimientos en el contexto del proyecto ALMA, “el centro astronómico más poderoso construido por el ser humano, y el más grande grupo de antenas desde donde hoy interrogamos al cielo” (cita de “Qué pasa”). Transcribimos algunos fragmentos del reportaje de Nicolás Alonso en el medio señalado:

“Esta semana, el astrónomo Ricardo Finger comenzó la producción de los 66 lentes chilenos que se instalarán en los radares de ALMA. La Banda 1, que buscará las partículas que dieron origen a la vida, es el primero de una serie de adelantos que también incluyen un receptor más limpio de la señal espacial. Su objetivo es transformar a Chile, hasta hoy un simple inquilino, en un actor líder en el mercado de los radiotelescopios”. […]

“Está apoyado sobre una mesa, como un trasto más en una habitación que, excepto por dos enormes máquinas en el centro, no parece más que un taller mecánico. Hay soldadoras, cables, una radio vieja, restos de aluminio por todas partes y otros pedazos de plástico –polietileno de alta densidad– que pronto se convertirán en lentes. Serán 66 en total, uno para cada radiotelescopio de ALMA, el centro astronómico más poderoso construido por el ser humano, y el más grande grupo de antenas desde donde hoy interrogamos al cielo.

“El astrónomo y doctor en Ingeniería Eléctrica Ricardo Finger, de 38 años, camina por entre las dos enormes máquinas, un torno y una fresadora que acaban de tallar un segundo disco, que luego de ocho años de desarrollo también pasará a ocupar la Banda 1 de los telescopios de ALMA. Desde que en 2008 renunció a su puesto en el equipo de ensamblaje de los 66 radares del gigantesco complejo astronómico y se recluyó aquí, en el Laboratorio de Instrumentación Astronómica de la Universidad de Chile, su objetivo ha sido ese: ser capaz de diseñar lentes para ALMA, una proeza en un país que, hasta hoy, sólo había construido las rutas hacia los observatorios”. […]

“–Me di cuenta de que existía la posibilidad de correr ese límite, la frontera entre lo digital y lo análogo, un poco más hacia el cielo. Podía separar las bandas a través de un chip, con cálculos numéricos y no usando geometría física. Me encerré durante dos años a trabajar en el laboratorio todo el día, y en las noches en mi casa. Hasta que lo logré.

“Lo que logró fue construir un nuevo receptor, capaz de agarrar del espacio una cantidad de información que sería imposible de separar para un supercomputador –que tienen una lógica secuencial–, y procesarla, en simultáneo, en miles de canales paralelos. El paper en que publicó ese descubrimiento, que también le valió su doctorado, lo envió el 30 de enero de 2013 a la revista Publications of the Astronomical Society of the Pacific, y fue aceptado en sólo seis días.” […]

“–Mi sueño es poder ver a Chile convertirse en una economía desarrollada, donde vendamos conocimiento y no recursos naturales. Y esta puede ser la oportunidad, la semilla de una industria nueva basada en la tecnología. Nos demoramos una década, pero ya nos dimos cuenta”.

Celebramos y felicitamos al Dr. Ricardo Finger por lo que realiza en el campo científico en el marco del Proyecto ALMA. (Fotografía: tomada de Revista “Qué Pasa”).

(Depto. Extensión y Cultura, julio de 2016)